Touch down

Esas dos palabras fueron la única petición expresa de mi padre. Cuando aterrices, hija, házmelo saber. Y como soy muy bien mandada, hacia las siete de la tarde le he enviado el prometido sms.

Touch down, dad.

(aunque también he añadido: de hecho, estoy en el DLR ya, con las maletas y sin mayor problema)

Y sí, aquí estoy. Hoy sí que comienzan de verdad las trece semanas en Londres de las que habla este blog. No me ha dado para ver apenas nada, sólo he podido comprobar lo bien situada y comunicada que está mi residencia. No sé tampoco cuándo subiré fotos, porque me he dejado la cámara en casa (aunque creo que me la harán llegar prontito).

A partir de mañana más y (espero que) mejor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s